dsc_1830

Centro de Ayuda en Orlando recibe a cientos de familias boricuas

La puertorriqueña Mara Olivo y sus sobrinas recién llegadas de Puerto Rico buscaban información sobre los requisitos para las escuelas, ayuda para asistencia de alimentos y esperaban encontrar apoyo para que sus sobrinas cuenten con un apartamento en el futuro y logren salir adelante en su nuevo hogar permanente, en Orlando.

Ella como otros cientos de familias recibieron asistencia en el Centro de Ayuda para Desastres en el Aeropuerto de Orlando (MCO), una iniciativa del gobernador de Florida, Rick Scott, para atender el éxodo de familias boricuas afectadas por el huracán María.

“Allá en Puerto Rico perdieron su casa, aquí Dios nos mandó a tener misericordia con los nuestros y estamos para apoyarlos. Mi familia se extendió, somos como ocho en la casa”, dijo Olivo y agregó que les dieron información en el centro. “Pensábamos que podíamos llenar aplicaciones aquí, era para orientación y dejamos teléfono de ella, que la van a llamar. Para Puerto Rico y Florida es la primera vez en todo este desastre. Esperamos en Dios que todo se dé en tiempo porque sabemos que esto es largo plazo”.

De acuerdo a cifras estatales, más de 10,000 personas han llegado a la Florida desde Puerto Rico, donde los residentes aún sufren los estragos de la falta de energía eléctrica y agua, escasez de alimentos y gasolina y ayuda insuficiente, o ninguna, del gobierno.

El centro de ayuda ubicado en el primer piso del Terminal A del aeropuerto de Orlando opera con personal de la Cruz Roja Americana, que recibe a los boricuas.

Allí hay mesas de varias agencias de asistencia como la Oficina de Asistencia Local para Hispanos (HOLA), la organización sin fines de lucro Latino Leadership, Inc., Salvation Army, distritos escolares locales y departamentos de salud, entre otras.

Maritza Sanz, presidenta de Latino Leadership, dijo sentirse conmovida y preocupada por la gran necesidad que tienen las  personas, que están llegando con “lo puesto” y buscan ayuda inmediata y urgente para comida, medicinas, ropa y vivienda. “La gente nuestra está pasando hambre y eso jamás lo habíamos visto, en otras ocasiones, hemos ayudado a otros países, pero esto nunca”, dijo.

Las personas incluso están llamando desde la isla buscando qué tipo de ayuda existe en Florida. “Recibimos al menos 75 o más llamadas diarias, y la primera pregunta es qué ayuda para vivienda hay. Y les recomendamos a quienes tengan un familiar o un sitio donde quedarse lo hagan”, dijo Sanz.

En el centro asisten con voluntarios a llenar los formularios para asistencia social de cupones de alimentos, han podido proveer a algunas familias de alimentos a su llegada y con la ayuda solidaria de activistas y grupos de ayuda van resolviendo situaciones particulares.

Y también hay ayuda psicológica, que es indispensable en estos casos. La puertorriqueña Ingrid Cruz, psicoterapeuta licenciada, da consejería a los que llegan al centro, pero la demanda es tanta que está buscando colegas voluntarios se unan a esta labor.

“Hay personas que vienen llorando al contar sus historias, están teniendo pesadillas, sufriendo de depresión, ansiedad, ataques de pánico. Tenemos que aliviar esa ansiedad, necesitan ser escuchados, sentirse apoyados, necesitan amor incondicional. Que se los escuche con empatía”, dijo Cruz.

Hizo un llamado a psicólogos, consejeros licenciados, psiquiatras y médicos a que se solidaricen y ofrezcan su tiempo pro bono a estas familias. Pueden comunicarse con Cruz al: 407-721-0900.

Por su parte, Jaclyn Vélez, gerente de recursos humanos del Distrito Escolar del Condado Orange (OCPS, por sus siglas en inglés), dijo que estaban brindando asistencia sobre el proceso de registro de estudiantes y sobre opciones de trabajo en el distrito.

Para ello, indicó que muchos maestros y profesionales que quieran solicitar empleo en este distrito pueden llenar su solicitud en el sitio web www.ocps.net.

Share With:
Rate This Article
Author

arttesis.pr@gmail.com

No Comments

Leave A Comment